Análisis de la técnica de Sean Cheetham (2 de 4) — Armonía y paleta

by

Armonía:

Además de tener una capacidad excepcional para comprender, dibujar y pintar la forma humana, la armonía de su pintura se basa en una paleta de colores y una técnica pictórica aprendida de Michael Hussar, su profesor y amigo en el Art Center College of Design de Pasadena, California.


Describe las manchas antes que pintarlas directamente: «mi dibujo es de líneas, no de manchas» —afirma Sheetham, debido a que no mancha directamente con colores sino que antes define con líneas los límites y formas de las manchas.


Para conseguir precisión y armonía Sean subraya la vital importancia de un dibujo sólido, y un sistema de mezclas basado en colores «sucios» o «embarrados» —como él mismo los llama, mud— que entona y da coherencia a todas las mezclas de sombras, medios tonos y luces.

«La peor debilidad en la pintura de figura humana está en la falta de solidez en el dibujo, y en la impaciencia de los alumnos por comenzar a pintar. Es vital asentar un buen dibujo desde el principio y luego corregirlo y perfeccionarlo constantemente mientras se trabaja. Pintar en base a un mal dibujo es un fracaso asegurado.» —Cheetham apunta que los estudiantes deben ante todo cuidar el dibujo al máximo, mantener las mezclas de la paleta debidamente dispuestas y ordenadas, y respetar siempre la secuencia de trabajo de oscuro a claro, fijando la clave desde el principio.


Por tanto, la clave de su pintura es es mezclar primero el color más oscuro y utilizarlo como imprimatura transparente para entonar el soporte, y trabajar siempre en base a la clave para los oscuros (una mezcla variable de verde oliva, carmín de alizarina y amarillo indio). Utiliza esa mezcla como imprimatura transparente, para dibujar y para sentar la clave de oscuros. Luego esa misma mezcla participa de algún modo en el resto de mezclas, incluso de las luces.



Paleta:


Sean dispone sus colores ordenadamente en su paleta, dividida muy claramente en dos grandes áreas de color:

  1. Un negro cromático para las sombras (negro y siena tostada) que enfría (con verde oliva o cobalto) o calienta (con cadmio o carmín de alizarina). De estas mezclas consigue la clave para los oscuros.
  1. Una mezcla de blanco, ocre amarillo claro y siena tostada. La enfría con azules, violetas o verdes (dependiendo de la naturaleza de la luz), o bien la calienta con rojo de cadmio o carmín. Para las partes más oscuras de la zona iluminada suele utilizar una mezcla de siena tostada y azul de cobalto.

Colores:


Rojo de Cadmio
Verde claro de Cadmio
Siena tostada
Laca carmesí
Ocre amarillo claro
Amarillo Indio
Blanco de Titanio
Azul de Manganeso
Azul de Cobalto
Violeta Windsor
Rojo de Alizarina
Verde oliva (oscuro, de W&N)
Sombra tostada
Azul Ultramar
… y un gris cálido para neutralizar (Rembrandt)


En el siguiente esquema se puede comprender mejor la importancia de una paleta ordenada: